miércoles, 22 de marzo de 2017

7 pruebas: Benedicto fue obligado a renunciar

misaNuevas revelaciones sobre las amenazas contra Benedicto XVI para obligarlo a renunciar


  • A los cuatro años de su obligada renuncia es cada vez más evidente que el Papa Benedicto XVI renunció al ministerio de obispo de Roma y a los cargos administrativos del Papado, mientras declaró que él mantendría el "primado petrino", por lo que sigue llevando sobre sus hombros la carga y la vocación de ser el Vicario de Cristo
  • Una de las más agudas y encendidas discusiones entre destacados canonistas es la que se refiere a la invalidez de la renuncia del Papa Benedicto XVI, al haber sido amenazado de cisma, de muerte y de otras presiones internacionales
Quienes sostienen que la renuncia fue inválida argumentan que, si bien el Papa anunció que dejaba el papado libremente por no tener ya las fuerzas para enfrentar graves problemas de la Iglesia, su decisión no fue del todo libre, pues estuvo constreñida por dos amenazas: de muerte y de cisma. Esas coacciones, que vinieron a conocerse posteriormente, habrían hecho el acto de la renuncia jurídicamente nulo, por inexistencia, dado que la presión moral a que fue sometido invalidó ese acto.
El grupo de canonistas que sostiene la invalidez de la renuncia tienen hoy al menos seis elementos a su favor.
avennire
Primero, la publicación de L´Avennire, el periódico de los obispos italianos que, en su gaceta del 7 de enero de 2015 reveló que Benedicto XVI fue objeto de una traición y de una conjura, mediante las cuales lo coaccionaron a dimitir. En la página 2 del periódico, sección editorial a cargo del director Marco Tarquinio, se lee: "hubieron ambientes que por motivos de poder y hostigamiento, traicionaron y complotaron para eliminar al Papa Ratzinger, y lo obligaron a renunciar".
Segundo, la revelación del sacerdote jesuita Arnaldo Zenteno en el número 3 de su "Informe" sobre la sucesión, en donde afirma que, cuando el recién electo Francisco fue a Castel Gandolfo para visitar a Benedicto XVI, éste último le confió, en el almuerzo, cómo una de las causas que más influyeron en su renuncia fue constatar las amenazas que recibió, "pues ya se había tomado la decisión de matarlo".
papas
La amenaza de muerte fue filtrada al periódico "Il Fatto Quotidiano" por un personaje que se autodenominaba "el cuervo" y que la mayoría de los vaticanistas suponen que se trataba del cardenal Angelo Sodano, autor de todas las filtraciones del escándalo "Vatileaks" que llevaron a la publicación del libro "Sua Santità" escrito por Gianluigi Nuzzi.
Ese documento, que hasta ese momento era secreto y se encontraba en los apartamentos pontificios, contenía el testimonio del conocimiento que tuvo el arzobispo de Palermo, Paolo Romeo, de que existía un complot para asesinar al Papa dentro del término de un año. El documento se lo entregó al Papa el cardenal Darío Castrillón traducido al alemán.
Alarmado, el Papa instruyó una comisión de tres cardenales (Herranz, Tomko y De Giorgi) para que investigaran de dónde venía esa intimidación, y si podía ser real. Sin duda alguna, la amenaza llevó al Papa a imaginar el terremoto que su muerte podía ocasionar a la Iglesia, desatando una pugna infernal de influencias y maniobras turbias derivadas de los antagonismos internos de la curia de cara a la sucesión.
Después de seis meses de investigación, los cardenales le entregaron al Papa, el 17 de diciembre de 2012, un informe de 300 páginas. El resultado es que la amenaza era cierta y digna de tomarse en consideración, y antes de las Navidades el Papa tomó la decisión de renunciar. De esa decisión fueron testigos su hermano, el Padre George Ratzinger, y dos prelados cercanos al Papa, según lo declaró el cardenal de Barcelona Lluis Martínez Sistach. No por temor a la muerte, sino por el posible daño a la Iglesia, el Papa decidió que mejor era retirarse para desmontar las amenazas y adelantar una sucesión pacífica.
Tercero, la amenaza de cisma por la que un grupo de cardenales alemanes le hicieron saber que tenían una lista con firmas de sacerdotes, religiosos, obispos y cardenales modernistas prontos a constituir una nueva Iglesia separa de Roma si él no aceptaba sus exigencias, comenzando por retirar al secretario de Estado.
Hasta agosto de 2012, Benedicto XVI no pensaba en renunciar, con todo y que estaba siendo sometido a duros ataques por parte de la iglesia masónico liberal en connivencia con políticos de izquierda y de la prensa internacional.
Pero en septiembre de 2012 el Papa recibió una carta de Alemania que contenía amenazas de una rebelión en la Iglesia pretendiendo subvertir los sacramentos en contra de las enseñanzas de la Iglesia. A partir de que el Papa leyó esa misiva (también la leyó su secretario particular monseñor Gänswein) el Papa comenzó a hablar de su renuncia.
Cuarto, la declaración del cardenal Godfried Danneels en la que admitió haber formado parte de un "club mafia", un grupo de diez cardenales que complotaron para presionar a Benedicto XVI a renunciar y llevar al modernista Bergoglio al poder. A confesión de parte, relevo de pruebas.
Quinto, la presión en la que participaron la National Security Agency, John Podesta, Sandy Newman, Hillary Clinton y Joseph Biden para configurar una "primavera católica" y derrocar al "conservador" Papa Benedicto XVI y reemplazarlo por el jesuita Jorge Mario Bergoglio, todo esto denunciado por cuatro eminentes católicos al presidente Donald Trump en una carta.
Sexto, el bloqueo de las transacciones SWIFT al Banco Vaticano a partir de enero de 2013, por el cual ningún empleado de El Vaticano podía sacar su sueldo del cajero y se suspendieron todas las transacciones entre El Vaticano y cuaquier país del mundo. Durante esos mismos días lo intentaron envenenar, como el mismo Benedicto XVI relató posteriormente a Bergoglio en Castel Gandolfo.
Todas esas amenazas y presiones hicieron que la resolución de Benedicto XVI haya estado viciada in radice ("desde su raíz", no subsanable), ya que la violencia moral a la que fue sometido anuló canónicamente la validez del acto de su renuncia.
Pero hay todavía una prueba más contundente que las seis anteriores, y es el discurso de despedida que el mismo Papa Ratzinger pronunció ante la curia romana el 27 de febrero, un día antes de tomar el helicóptero para retirarse temporalmente a Castel Gandolfo.
En esa alocución se refirió a la invitación que recibió de Dios cuando fue electo sucesor de San Pedro el 19 de abril de 2005. En esa ocasión dijo (párrafo 23) que la vocación que recibió de Cristo es ad vitam (para toda la vida) y que, por ello, nunca podrá renunciar a ella (como siempre lo entendieron todos los Papas en la historia de la Iglesia): "El siempre es también un para siempre, no hay más un retorno a lo privado". "Mi decisión de renunciar al ejercicio activo de ministerio (no al espiritual) no revoca esto (el primado petrino)". 
despedida
Además, Benedicto estableció, ante los órganos jurídicos de la Iglesia, que él conservaría la sotana blanca, mantendría el apelativo "Su Santidad", conservaría las llaves de Pedro en su escudo, y seguiría siendo Papa, añadiendo simplemente el epíteto "emérito". Esto último es muy significativo pues, cuando el Papa Gregorio XII renunció, volvió a ser cardenal, y cuando el Papa Celestino V renunció, volvió a ser monje. No lo estableció así el Papa Benedicto XVI. Él estableció que seguiría siendo Papa, caso totalmente inédito en la historia de la Iglesia.
Ese discurso expresa claramente la convicción de que él seguiría siendo Vicario de Cristo y cabeza espiritual de la Iglesia, y de que solamente estaba renunciando a los cargos administrativos del papado. En su mente, una cosa es el ministerio del obispo de Roma, y otra cosa es el primado petrino, el cual es ad vitam y al que no se puede renunciarSic et simpliciter.
Si bien es cierto que el Papa declaró renunciar "libremente", el hecho es que en mayor o menor medida fue forzado por la presión de una acometida, por lo que su libertad, según la doctrina canónica, fue condicionada "in radice". Si bien el Papa tomó la decisión de renunciar de acuerdo a las facultades que le concede el Código de Derecho Canónico, la tomó bajo la coacción de una violencia moral, lo cual, según el No. 125 del mismo Código, invalida desde la raíz la decisión última y hace inválido el acto. Es como quien libremente decide casarse pero, si hay ocultos presión, miedo o engaño, el matrimonio es nulo por inexistencia, aunque se haya expresado públicamente un compromiso manifiestamente "libre".
Hay que reconocer que si bien la Iglesia ha considerado siempre una ley sagrada que la elección del Papa es ad vitam, es bueno que el Derecho Canónico contemple la posibilidad de la renuncia para casos de extrema gravedad, como puede ser el exilio, la persecución u otra causa grave. En este sentido, la renuncia prevista en el Canon 332 del C.D.C. es como una puerta de salida de emergencia, y es conveniente que exista, tanto así que le ayudó a Benedicto XVI a huir de la amenaza que se cernía sobre su persona y sobre la Iglesia, a pesar de que él era consciente, máxime con el ejemplo heroico de su antecesor, de que la elección papal es ad vitam y no es negociable, como tampoco pueden ser negociables sus cláusulas.
Además, hay un elemento adicional al de la presión, para afirmar que la renuncia de Benedicto XVI fue inválida, y es la evidencia de que en el decreto leído por el Papa el 11 de febrero de 2013 no existió renuncia legítima alguna debido a un error en latín.
En la Declaratio de la "renuncia" del Papa Benedicto XVI, tal y como fue oficialmente difundido por El Vaticano y publicado en L´Osservatore Romano, existe un solecismo muy evidente, es decir, un error sintáctico que consiste en poner de forma incorrecta los elementos de una frase.
En la parte medular de la renuncia se lee: "declaro me ministerio Episcopi Romae Successoris Sancti Petri, mihi per manus Cardinalium die 19 aprilis MMV commissum renuntiare" (en español: "yo declaro renunciar al ministerio de Obispo de Roma, sucesor de San Pedro, que me ha sido confiado por las manos de los cardenales el 19 de abril de 2005″). Esa frase es totalmente ininteligible, al contener un error gramatical, pues "commissum", que depende de "ministerio", es complemento del verbo renuntiare, por lo cual debería estar en dativo, en concordancia con él, es decir, debería decir commisso.
Ahora bien, en derecho canónico, todo escrito legislativo que contenga una falta de latín es nulo. Ya el Papa San Gregorio VII (cfr. Registrum 1.33) declaró nulo un privilegio acordado a un monasterio por su predecesor Alejandro II, "en razón de la corrupción de la latinidad".
Otro ejemplo. En la epístola decretal Ad audientiam, del Papa Lucius III, que se encuentra en el cuerpo del derecho canónico (cfr. Epístolas decretales de Gregorio IX, de Rescriptis, c. XI) se establece que "la falsa latinidad invalida un rescrito papal". En ese decreto, el Papa prohibió dar crédito a cualquier documento pontificio "si contiene una falta de construcción evidente". La glosa (en el texto oficial publicado por orden del Papa Gregorio XIII, en 1582) explica porqué un decreto papal "no debe contener ninguna falta", y porqué cualquier error de latín constituye tal presunción de nulidad "que ninguna prueba en sentido contrario puede ser admitida". Si bien algunos canonistas modernos opinan que los códigos de 1917 y 1983 derogaron en automático todas las normas anteriores, el cuidado que el Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Pontificios sigue poniendo en la materia, hace dudar de  dicha opinión.
Afirmar que un decreto es nulo no significa que necesariamente se trate de un documento falso. Pero si revela un error que puede ser manifiesto o subrepticio, es decir el Papa Benedicto XVI pudo haberlo redactado con descuido, o cubriendo un verdadero mensaje oculto al haber sido la renuncia realizada bajo presión. Lo primero resulta bastante inverosímil, pues es de suponer que un texto tan importante fue revisado por el Papa no una sino varias veces.
En conclusión, no parece que el error de latín cometido por Benedicto XVI haya sido una indolencia, sino un propósito intencional, lo cual nos estaría hablando no solo de la nulidad absoluta del decreto pontificio, lo cual es un hecho, sino también de la presión por la que fue motivado, y de lo que proclamaría posteriormente al despedirse el 28 de febrero: la vocación que recibió de Cristo al primado petrino, a ser su Vicario en la tierra, es simplemente irrenunciable "El siempre es también un para siempre, no hay más un retorno a lo privado".

María: El Apocalipsis es un libro esperanzador


Diciembre 6/08 a Agustín del Divino Corazón

María Santísima dice:


Hijos míos, ¿por qué os asusta tanto cuando se os habla del Apocalipsis? ¿Por qué sentís tantos temores cuando se os anuncia del pronto regreso de mi Hijo Jesús? A nada habéis de temer. Basta que le améis, basta que le agradéis, basta que encarnéis en vuestras vidas el Santo Evangelio, basta que hagáis en todo la Divina Voluntad porque en el Reino de los Cielos sólo entran las almas puras, las almas dóciles y las almas que se preocuparon en renunciar a su voluntad humana para dar paso a la Voluntad Divina.


El Apocalipsis es un libro esperanzador. Perded todo miedo.


Soy la Profetisa de los últimos tiempos, Profetisa del cielo que os llama a un cambio radical de vuestras vidas, a un dejar el todo por el Todo. ¡Cómo os amo!, os aviso para que cuando descienda del cielo Jesús, no os encuentre con vuestras manos vacías, no os halle con vuestro corazón lleno de estiércol, corazón traspasado de un olor nauseabundo, corazón saturado de oscuridad, corazón imbuido de pecado, corazón que ha perdido las bendiciones que Él suele dar a los corazones que se hallan en estado de gracia, a los corazones cándidos, a los corazones inocentes como el de los niños. No tengáis miedo a las profecías. Discernirlas bajo la luz del Espíritu


Santo y quedaos con lo que edifique vuestro proyecto de vida, proyecto que ha de ir en ascenso en vuestra vida espiritual.


Amadísimos míos, guardad estas perlas, caídas del cielo, en vuestro corazón siendo sumamente precavidos, cautelosos para que no se os pierda, para que no sean robadas por satanás y sus secuaces.


Os bendigo hijos amados que camináis abrigados bajo mi Manto Maternal.
Mantened en vuestras casas: cirios benditos, agua bendita, ramos benditos y cruces benditas, para cuando el cielo se oscurezca. 


Llenad las lámparas de vuestros corazones con el aceite de la oración para que no seáis sorprendidos a media noche con vuestras lámparas totalmente apagadas. Sed como las vírgenes prudentes manteniendo en reserva el aceite para que podáis encender vuestras lámparas en el pronto regreso de mi Hijo Jesús. No tengáis miedo, el temor no proviene de Dios. El amor echa fuera el temor. Embriagaos de amor con el Amor Divino. Amor que es dulce como la miel. Amor que es fragancia exquisita para un olfato fino. Amor que son dulces caricias para el corazón. 

Amor que es suavidad, medicina de Dios. Amor que llena los vacíos de vuestro corazón con su Amor. No améis el mundo ni las cosas del mundo. Amad a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como así mismo para que seáis salvos.

Os bendigo, hijos amados:Ö Ö Ö. Amén.

Scola fue elegido antes que Bergoglio; cónclave manipulado

AntipapaAlberto Villasana http://www.ultimostiempos.org/

Aparte de que la renuncia del Papa Benedicto XVI fue inválida, pues éste fue sometido a presiones internacionales así como a amenazas de muerte y de cisma, y aparte del hecho de que Bergoglio y otros nueve cardenales se auto excomulgaron de la Iglesia antes del cónclave de 2013 por haber hecho cabildeo ilícito a favor del argentino, el cónclave mismo estuvo plagado de irregularidades las cuales, según el artículo 76 de la Constitución Universi Dominici Gregis, "la elección es nula e inválida, sin que intervenga ninguna declaración a propósito y, por lo mismo, ésta no confiere ningún derecho a la persona elegida". Es decir, por donde quiera que se le vea, Bergoglio no es un verdadero Papa sino, más bien, el 38 antipapa en la historia de la Iglesia.
Respecto a la invalidez de la renuncia de Benedicto XVI existieron seis elementos que revelan la forma en la que presionaron al Papa para obligarlo a renunciar.
Respecto al cabildeo ilegítimo a favor de Bergoglio, el cardenal Godfried Danneels reveló en su autobiografía, y en el discurso de la presentación de su libro, cómo él y otros ocho cardenales conformaron un "club mafia", conocidos entre sí como el "Grupo de Sanit Gall", para maquinar contra Benedicto XVI y lograr que Bergoglio llegara al papado.
El artículo 79 de la Constitución Universi Dominici Gregis , que establece los detalles de cómo se debe celebrar el cónclave, dice así: "Confirmando también las prescripciones de mis Predecesores, prohíbo a quien sea, aunque tenga la dignidad de Cardenal, mientras viva el Pontífice, y sin haberlo consultado, hacer pactos sobre la elección de su Sucesor, prometer votos o tomar decisiones a este respecto en reuniones privadas".
Y en el artículo 81 se establece que esos compromisos se castigan con la excomunión latae sententiae (es decir, automática, sin necesidad de declaración por parte de nadie, ipso facto y eo ipso).
La información que revela el cardenal Danneels unos días antes del Sínodo, coincide con la publicada por Austen Ivereigh, en su libro "El Gran Reformador" en el que revela como, durante el cónclave de 2013, cuatro cardenales del grupo mafioso de Saint Gall (Kasper, Lehman, Danneels y Murphy-O´Connor) se asociaron para orquestar ilícitamente una campaña a favor de la elección de Bergoglio, después de que éste último aceptó ser el beneficiario de esa confabulación.
Cabe mencionar que Ivereigh es gran admirador de Francisco, y que e incluso acudió al Vaticano para entregarle personalmente un ejemplar de su libro, sin pensar que en el capítulo 9 "El Cónclave", en el que narra cómo el grupo de cardenales que denomina el "Team Bergoglio", hicieron una campaña de cabildeo ilegítima ilegítima para allanar el camino al candidato argentino, la cual compromete la legitimidad de la elección.
Seguramente Ivereigh no sabía que la Constitución que rige los cónclaves, la Universi Dominici Gregis, establece penas de excomunión latae sententiae (es decir automática, sin necesidad de declaración por parte de nadie) para los cardenales que promuevan votos a favor de algun otro cardenal (Art. 81, 82, 83).
Reformer
Los responsables de ese cabildeo estuvieron excomulgados de inmediato, ipso facto, y eo ipso, según el derecho canóninico, y dejaron de formar parte de la Iglesia. Más aún, la Constitución señala que también la persona que aceptó ese lobbing quedó excomulgada. Es decir, el mismo Bergoglio habría estado, según el Derecho Pontificio, fuera de la Iglesia al momento de su elección.
-Posteriormente a la elección vino la publicación de dos libros que dan a conocer las graves irregularidades que se cometieron dentro del cónclave que eligió a Francisco. El primero es el libro de Elisabbeta Piqué (biógrafa autorizada de Bergoglio desde Argentina) titulado "Francisco, vida y revolución". Piqué supo, por el mismo Francisco, lo que sucedió dentro del cónclave. El otro libro es del famoso vaticanólogo Antonio Socci "Non è Francesco" (El Papa no es Francisco).
Socci
Las revelaciones de Piqué son tan consideradas como provenientes de Francisco que el Osservatore Romano, periódico oficial de El Vaticano, publicó el capítulo en que se narra la forma en que se desarrolló el cónclave. También hizo lo mismo Radio y Televisión Vaticana. Y es que Bergoglio, al ser electo Papa, sintió que la amenaza de excomunión -que recae sobre cualquier cardenal por revelar lo sucedido en el cónclave- ya no le afectaba, y le narró a la periodista cómo sucedieron las cosas dentro de la Capilla Sixtina.
La narración: en el cónclave, la tarde del 13 de marzo, en la cuarta votación del día, aparecieron 116 votos, cuando solo había 115 cardenales en el aula. Un cardenal metió una papeleta de más. Esa cuarta votación la ganó el cardenal Angelo Scola, de Milán (la misma Conferencia Episcopal Italiana emitió un boletín felicitando a Scola por haber sido electo Papa).
 La votación se anuló indebidamente. El sitio de Angelo Scola publicó que el recién electo Papa tomó el nombre de Juan XXIV. Lo replicó también Wikipedia. A los pocos minutos ambos sitios quitaron ese resultado. Y es que cuando el recién electo Papa se encaminaba ya al balcón de San Pedro, un grupo de cardenales, en su mayoría alemanes y estadounidenses, se le acercó para indicarle que tenía que volver a la Capilla Sixtina, dado que la votación había tenido que ser anulada.
Scola
Ahora bien, la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis (Art. 69) establece que cuando hubiera dos papeletas dobladas como proviniendo de un mismo cardenal y tuviesen el mismo nombre o uno estuviese en blanco, se debe contar como un solo voto. Si, en cambio, lleva dos nombres diversos, se anulan ambas papeletas y ninguno de los dos votos es válido. Pero claramente establece: "en ninguno de los dos casos se deberá anular la elección". En este caso, hubo una papeleta blanca de más. Y no se siguió lo establecido, sino que se anuló la elección, cosa que estaba expresamente prohibido.
Contraviniendo las disposiciones de la Constitución, la cuarta votación se declaró nula, obligaron al Cardenal Angelo Scola, recién electo y habiendo tomado el nombre de Juan XXIV, a renunciar y regresar a la Capilla Sixtina, y se procedió a una quinta votación, en la que salió electo Jorge Mario Bergoglio.
Esa fue la segunda irregularidad del cónclave, pues la Constitución establece (Art. 63) que solo debe haber cuatro votaciones cada día, dos por la mañana y dos por la tarde.
La situación de que la designación de Bergoglio pudiese ser efectivamente inválida resulta clara, según dicen los canonistas, si nos atenemos al artículo 76, el cual afirma que: "Si la elección se llevase a cabo de forma diversa a como está prescrito en la presente Constitución o no se hubieren observado las condiciones establecidas la elección es, por ello mismo, nula e inválida, sin que intervenga ninguna declaración a propósito y, por lo mismo, ésta no confiere ningún derecho a la persona elegida".
rayo

Este cúmulo de evidencias llevó al Cardenal George Pell a declarar que Francisco bien podría ser el 38 antipapa en la historia de la Iglesia, y no el Papa 266, como la inmensa mayoría cree.
Pell
Por último, cabe señalar que, si bien todo lo anterior pudiera ser objeto de duda o descrédito, toda argumentación en contra se terminó cuando el cardenal Danneels reconoció, en su biografía, que él y un grupo de cardenales, el "Club Mafia", complotaron obligar a renunciar a Benedicto XVI. A confesión de parte, relevo de pruebas.
Así describieron algunos santos y místicos el cisma que sacudirá a la Iglesia, y que podría tener mucho que ver con la herejía papal que estamos presenciando:
  • San Francisco de Asís: "Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma en la Iglesia".
  • Beata Ana Catalina Emmerick (religiosa agustina): "Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia (...) Esto causará el cisma más grande que se haya visto en la historia".
  • Sor Lucía de Fátima: "Habrá cardenales contra cardenales, obispos contra obispos; satanás marchará en medio de ellos".
  • Y, la más importante, la revelación de la Santísima Virgen en La Salette: "Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del anticristo".

3 causas de las enfermedades físicas - P Fortea


Santificarse con las riquezas - P. Fortea


Bilderberg quiere el fin del dinero físico

A partir del min 10.47

Mira la increíble expansión del cristianismo en un vídeo




Este mapa animado traza el curso del crecimiento del cristianismo en todo el mundo, desde el tiempo de los apóstoles a los nuestros:



https://vimeo.com/113801439







Vuestra conversión ha sido imperfecta


Diciembre 6/08 a Agustín del Divino Corazón

María Santísima dice:


Hijos amados de mi Inmaculado Corazón, para poder ganaros una morada en el cielo, debéis vivir cabalmente la Tabla de Salvación, los diez Mandamientos de la Ley de Dios. No seáis como los corazones arrogantes que dicen: yo no robo, yo no mato; corazones llenos de hediondez, corazones llenos de salvado, alimento que se les da a los cerdos; abajad vuestras cabezas y reconoced que todo ser humano por naturaleza es pecador, es débil.
Reconoced que en vuestra vida habéis ofendido muchísimas veces al Dios Infinito, al Dios de Bondad, al Dios de Misericordia; reconoced que muchísimas veces le habéis prometido nobles propósitos, propósitos santos y que le falláis, que olvidáis el pacto de amor firmado en el cielo.


Reconoced, hijos amados, que vuestra conversión ha sido imperfecta, que os falta trabajar más en aniquilar, en destruir vuestros vicios, vuestras faltas, vuestras imperfecciones. Comprended que muchísimas veces habéis creído que la santidad es exclusiva sólo para los sacerdotes y los consagrados. ¡Qué equivocados estabais! La santidad es para todas las almas, almas que son creadas a imagen y semejanza de Dios. Aspirad a la santidad para que podáis entrar en el Reino de los cielos. Los diez Mandamientos son la tabla de salvación. Son diez mandamientos que debéis cumplir.
Hijos amados: muchas almas caen en las profundidades del averno porque les falta más entereza, les falta más valentía para vencer sus pasiones, para vencer su vida 
concupiscente, su vida lasciva. Los pecados de la carne son los pecados que más ofenden al Corazón Sagrado de mi Hijo Jesús y por ende al Corazón Divino del Padre Eterno. Luchad en vuestras tentaciones, vencedlas a fuerza de oración, vencedlas a fuerza de ayuno, vencedlas a fuerza de penitencia, vencedlas a fuerza de vuestras renuncias propias, renuncias que os dan fuerza y dominio de vuestra voluntad. No divaguéis más en los mares de duda en que naufragáis.

Hijos míos, reconoced que estáis en el final de los tiempos y que Dios os está dando una última oportunidad. Por eso Él permite, Él elige profetas verdaderos que os anuncian de su próxima llegada; pero no tengáis miedo, el enemigo es tan sutil, hijos míos, os quita la vergüenza para pecar y os la devuelve para confesaros.

Hijos míos, evitad a toda costa ofender el Corazón Sagrado de mi Hijo Jesús; evitad el pecado, evitad caer en la tentación. Aparentemente el mundo os da alegría, aparentemente el mundo os ofrece un proyecto de felicidad.

Qué equivocados están muchos de mis hijos cuando se sumergen en un mundo trivial, en un mundo caduco, en un mundo pasajero; creen, muchas almas de la tierra, que por tener dinero ya han encontrado la verdadera felicidad. ¡Qué equivocadas están! La verdadera felicidad y la máxima riqueza consisten en poseer a mi Hijo Jesús. Mi Hijo Jesús se da plenamente a un corazón puro, a un corazón regenerado, a un corazón lavado en los Ríos de la Gracia. Ríos que barren con vuestra suciedad, ríos que barren con vuestra basura producto del pecado.

Hijos míos, no desechéis éstas, mis palabras. Os quiero salvar. Soy la Puerta del Cielo. Entrad por ella para que os

salvéis con mi Hijo Jesús y seáis juzgados con amor. No tengáis miedo a mis palabras. Sólo os quiero formar, os quiero educar en la escuela Maternal de mi Inmaculado Corazón.
Os amo, hijitos amados y os bendigo:

Ö Ö Ö. Amén. 

Huid de las doctrinas llamativas y extrañas


Mensajes de María Santísimaa Agustín del Divino Corazón 


Diciembre 6/08 

María Santísima dice:


Hijos Míos: no os dejéis engañar por las doctrinas llamativas y extrañas, no os dejéis confundir; doctrinas que os quieren sacar del aprisco del Divino Corazón de mi Hijo Jesús; doctrinas que os hacen herejes, anatemas; doctrinas que no tienen nada que ver con los fundamentos bíblicos de las Sagradas Escrituras. Estáis viviendo: tiempos fuertes, confusión; por lo tanto desechad todo aquello que no provenga del cielo, desechadlo, hijos amados. Permaneced fieles a la verdadera Iglesia: Iglesia que es Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana.


Sed sumamente fieles en el cumplimiento de sus enseñanzas, hijos amados, porque la obediencia es signo de humildad, la obediencia es signo de sumisión a la Voluntad Divina. Dejad que Dios actúe en vuestras vidas, obrando de acuerdo a su divino querer, no os desviéis del camino verdadero del Señor; continuad caminando como peregrinos del Absoluto con vuestras sandalias bien desgastadas, con la túnica semirrota, con vuestras alforjas, con vuestro bastón, que si sois totalmente genuinos en el mensaje de Dios os ganaréis el cielo que se os tiene prometido. 

No abráis vuestros oídos a doctrinas contrarias al Magisterio de la Iglesia, a la Tradición y a las Sagradas Escrituras. Cerrad bien vuestros oídos; el enemigo es sumamente sutil y puede tomar parte en vuestro corazón para aniquilaros, para cobrar el pago por vuestros errores,

por vuestros pecados: condenación eterna.

Hijos míos en este final de los tiempos hay una terrible confusión en que los hombres por querer llenar vacíos, por querer adquirir espíritu de trascendencia van a otras corrientes distintas a las presentadas en el Evangelio. ¡Pobres almas! Son confundidas, son sacadas de los principios de vuestra Iglesia Católica, Iglesia que es Universal, la única Iglesia fundada por mi Hijo Jesús. No os dejéis extraviar de los senderos que os llevan al Reino de Nuestro Padre. Continuad en la obediencia, continuad en la luz, la luz potente de Dios que os alumbra en la profundidad de vuestro corazón y de vuestras conciencias para que no seáis engañados, para que no seáis excluidos, para que no seáis sacados de las verdaderas fuentes.


Os alerto y os lo recuerdo acerca de la proliferación de sectas, sectas que son acomodadas a ciertos principios y pensamientos humanos. La Verdadera Iglesia es la fundada por Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Permaneced en la Verdadera Iglesia. Huid, huid de la falsa iglesia.


Os amo y os bendigo, hijos amados de mi Inmaculado Corazón:


Ö Ö Ö. Amén. 

3 experiencias en el Infierno


El Paracetamol minimiza las emociones


7 pruebas: Benedicto fue obligado a renunciar

Nuevas revelaciones sobre las amenazas contra Benedicto XVI para obligarlo a renunciar http://www.ultimostiempos.org/ A los cuatro...